Hoy, 12 de octubre, es el día mundial de las enfermedades reumáticas. Es un buen día para recordar que 1 de cada 4 personas sufrirá a lo largo de su vida alguna de estas enfermedades. Entrevistamos a Ana Vázquez, presidenta de la Liga Reumatológica Gallega para que nos cuente algo más. 

Las enfermedades reumáticas en su conjunto tienen una alta prevalencia. ¿Crees que hay suficiente conocimiento sobre ellas? 

No, en concreto hay un gran desconocimiento sobre la repercusión y el impacto de las enfermedades reumáticas.

La población en general no conoce sus efectos en la salud y cómo pueden dañar órganos vitales. Así como que no están ligadas única y exclusivamente a la tercera edad sino todo lo contrario, afecta a niños y jóvenes en gran proporción.

Las enfermedades reumáticas son un conjunto de más de 200 dolencias que comprometen el funcionamiento del aparato locomotor. Algunas son tan conocidas como la artritis y la artrosis –a las que ya les dedicamos un artículo-, la gota o la osteoporosis. Su origen, diagnóstico, pronóstico y tratamiento pueden ser muy diferentes en cada caso. Pueden aparecer a cualquier edad.

¿Es fácil que un paciente se dé cuenta de que las padece? 

Los pacientes a veces tardan mucho en darse cuenta por no relacionarlo con una enfermedad reumática y en muchos casos también se tarda en dar un diagnóstico. Tenemos pacientes que han tardado 2 o 3 años en encuadrarlos dentro de alguna de estas enfermedades.

Los síntomas que pueden aparecer en las enfermedades reumáticas son: dolor, que puede ser crónico; hinchazón acompañada de enrojecimiento y calor en las articulaciones; rigidez al levantarse; fatiga, cansancio y debilidad; alteraciones del sueño; malestar generalizado; hormigueo; movilidad reducida y muchos más. Como vemos, son síntomas muy inexpecíficos que pueden no llevar a un diagnóstico rápido. 

¿Cómo se vive el proceso del diagnóstico? ¿Hay suficiente apoyo?

El diagnóstico ha cambiado desde hace una década y ahora se acortan los plazos pero aún así siguen siendo demasiado largos los tiempos.

El diagnóstico puede requerir pruebas como radiografías, ecografías o resonancias pero es clave la exploración física y la entrevista con el médico. 

¿Cómo os ha afectado la pandemia? ¿Ha empeorado la situación de los pacientes?

La pandemia supuso un perjuicio por retraso en el diagnóstico y tratamiento de muchas enfermedades crónicas. Lógicamente prima la situación de pandemia, pero muchas pacientes se nos han quejado de no recibir una atención adecuada o tener que posponer consultas por brotes o daños en sus extremidades.

Muchas enfermedades reumáticas cursan por brotes. Esto quiere decir que pasan por fases en las que la enfermedad parece avanzar rápidamente. En función de qué patología concreta se trate, estos brotes pueden provocar daños permanentes en el paciente, especialmente si no se trata adecuadamente.

¿Qué podría hacer la sociedad para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen enfermedades reumáticas?

El diagnóstico precoz siempre va a ser un escudo frente el daño que pueda ocasionar la enfermedad, conociéndola e identificándola, ya es un avance.

En muchas ocasiones hemos recordado a población que mantener a raya las enfermedades reumáticas es una responsabilidad de todos.

Las enfermedades reumáticas provocan un gran impacto en la salud de las personas que las padecen y en sus familias, pero también en la sociedad en su conjunto. Saber que existen y conocer sus síntomas puede ayudar a un diagnóstico precoz y esto, en muchos casos, a un mejor control de la enfermedad. 

¿Cuál debería ser el papel del farmacéutico a la hora de ayudar a los pacientes con estas enfermedades?

En tanto que son profesionales sanitarios, que están a primera línea de calle y que además tienen un contacto y relación directa con el paciente, deben de poder asesorarles e incluso recomendar las asociaciones de pacientes.

En las farmacias, los pacientes se van a encontrar desde información, hasta asesoramiento y servicios. Nunca van a sustituir a otros profesionales sanitarios que trabajan a favor de las enfermedades reumáticas, pero sí que podrán acompañar a los pacientes en su camino.

Uno de los valores de la revista Enclave de Salud es fomentar el asociacionismo dándole voz a las asociaciones de pacientes como la vuestra. ¿Crees que es necesario dar más espacio en medios a las asociaciones? ¿Os ayudan los medios a daros a conocer?

Lamentablemente las asociaciones de pacientes con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas todavía no tienen el impacto que debieran de tener.

Afectan a un porcentaje muy amplio de la población. Una de cada cuatro personas está afectada de algún tipo de enfermedad reumática y requiere de atención inmediata.

Según la OMS enfermedades reumáticas son la segunda causa de consulta en hospitales, son responsables de más del 50% de invalidez total o parcial y son la segunda causa de absentismo laboral. 

La Liga Reumatolóxica Galega tiene como misión promover y desarrollar, a nivel individual y social, la lucha contras las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas, su prevención, tratamiento y rehabilitación, de acuerdo con los preceptos legales y sin ánimo de lucro.

Entre los servicios y proyectos que llevan a cabo destacan las charlas informativas, la atención domiciliaria a tercera edad, talleres psico educativos, distintos tipos de terapias psicológicas y servicios de terapia ocupacional. Puedes encontrar mucha más información en su página web: https://www.ligareumatoloxicagalega.es

‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎

Suscríbete a nuestra newsletter

    ¡Apúntate a Enclave de Salud!Súmate a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos de salud en tu email.