1. Sin agua no hay vida. Casi 2 tercios del peso del cuerpo humano es agua y cerca del 70% de la superficie terrestre es agua. Beber es imprescindible para nuestro cuerpo y, sobre todo, para nuestra salud ya que, además de formar parte de órganos y tejidos, participa en funciones vitales fundamentales de nuestro organismo. 
  2. La sed es un signo de alarma. Se recomienda consumir entre 2 y 2,5 litros de agua al día, aportados tanto por el agua, como por otras bebidas y alimentos. Beber agua debe ser un hábito, no esperes a tener sed para beber.
  3. Se llama agua de consumo no solo a la que bebemos, sino también se toda aquella agua utilizada para cocinar, para preparar alimentos, durante la higiene personal y para el uso doméstico independientemente de su origen.
  4. Para que un agua de consumo se considere de buena calidad ha de ser salubre y limpia, lo cual quiere decir que esté libre de microorganismos patógenos y de contaminantes a niveles que puedan afectar a la salud
  5. El agua bruta o agua natural es la que proviene tanto de aguas superficiales, como ríos, embalses o lagos como de aguas subterráneas, como pozos o manantiales, y no ha recibido ningún tratamiento de potabilización. Dependiendo de su calidad se someterá a más o menos tratamientos para lograr su potabilización.
  6. El agua puede ser vehículo de transmisión de enfermedades infecciosas como por ejemplo, el cólera, el tifus o la disentería. De ahí la importancia de asegurar su calidad.
  7. En los países desarrollados el riesgo sanitario asociado al agua de consumo está relacionado ya no tanto con la transmisión de enfermedades infecciosas sino con la exposición a contaminantes provenientes de la industria, origen urbano o agricultura.
  8. La potabilización del agua es el procedimiento por el cual se trata el agua para que pueda ser consumida sin presentar riesgos para la salud y es la medida que más ha contribuido a reducir la incidencia de las principales enfermedades transmitidas por el agua.
  9. La potabilización del agua comprende varios procesos: coagulación y floculación, decantación; filtración y desinfección.
  10. El agua es un bien escaso, no la derroches.
‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎

Suscríbete a nuestra newsletter

    ¡Apúntate a Enclave de Salud!Súmate a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos de salud en tu email.