El descubrimiento y uso de las vacunas a cambiado el mundo. El impacto sobre la salud y sobre la calidad y esperanza de vida de la vacunación es enorme. A tal punto que muchas enfermedades que antes resultaban habituales -y en muchos casos, letales- has pasado a ser olvidadas. Este es el primero de una serie de artículos en los que vamos a comentar el calendario de vacunación en España y las diferentes enfermedades que podemos prevenir gracias a las vacunas. 

La polio

La poliomielitis, que comúnmente se llama simplemente polio, es una enfermedad de origen vírico que afecta mayoritariamente a niños de menos de 5 años. Es una enfermedad muy contagiosa que en el 95% de los casos no produce síntomas. De manera que portadores asintomáticos pueden dispersar la enfermedad con facilidad. El mayor problema de la polio es que puede causar parálisis permanente en las piernas. En otros casos puede dar lugar a otros síntomas leves e inespecíficos como fiebre, fatiga, vómitos, rigidez de cuello y dolor en las extremidades. Desgraciadamente no existe cura, sólo se puede prevenir a través la vacunación.

El poliovirus (el virus que produce la polio) es muy infeccioso. La transmisión es persona a personas por vía fecal oral, lo cual la hace tremendamente fácil de transmitir en zonas con sistemas de higiene y saneamientos deficientes. Auqnue también existe el contagio directo a través de partículas inhaladas.

La vacuna frente a la polio

La primera vacuna frente a la polio fue obtenida en 1952 por Jonás Salk. Se trata de una vacuna de virus inactivados. La vacunación poblacional antipolio se inició en 1963 con esta vacuna, que se sigue usado hoy en día, aunque también se dispone de otras versiones. Se vacuna a los niños contra la polio en tres momentos. Una primera fase a los 2 y 4 meses de vida en lo que se denomina primovacunación y una dosis de recuerdo a los 11 meses.

Su administración se hace a la vez que otras vacunas como la de la Difefteria-Tétanos-Tosferina, la del Haemophilus influenzae tipo b y la de la Hepatitis B. Iremos hablando de todas estas patologías en próximos artículos.

La polio está cerca de ser erradicada

En la actualidad en España no hay casos de polio y gracias a los programas de vacunación internacionales, la polio es una enfermedad en vías de erradicación en todo el mundo. Solo dos países siguen registrando transmisión de poliovirus naturales: Pakistán y Afganistan.

Mantener el impulso

La polio es, como ya hemos visto, una enfermedad con secuelas severas y permanentes, pero en muchos casos asintomática. Sigue existiendo el riesgo de “importarla” por eso el objetivo es mantener la vacunación por encima del 95% de la población. Por eso te recomendamos que sigas el calendario vacunal y revises si tienes tus vacunas y las de tus allegados al día. Algún día no muy lejano, lograremos la erradicación la polio de la faz de la tierra.

‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎

Suscríbete a nuestra newsletter

    ¡Apúntate a Enclave de Salud!Súmate a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos de salud en tu email.