En las últimas horas se suceden las novedades respecto de la vacuna de AstraZeneca frente a la Covid-19, por lo que desde Salud Viva queremos trasladaros la información más actualizada de la que disponemos.

El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia Europeo (PRAC) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA)  ha confirmado el 7 de  abril 2021 que el balance beneficio-riesgo en la prevención de hospitalización y muerte por Covid-19 de la vacuna frente a la Covid-19 de AstraZeneca, en adelante Vaxzevria®, continúa siendo positivo.

¿Qué significa eso?  Básicamente que hasta ahora los beneficios mostrados por el medicamento superan los posibles riesgos detectados.

Los casos de  fenómenos tromboembólicos (trombos) asociados a un bajo número de plaquetas tras la administración de Vaxzevria® notificados hasta ahora son muy escasos (62 casos de trombosis de senos cerebrales y 24 de de trombosis de venas esplácnicas sobre un total de 25 millones de personas vacunadas en Europa y Reino Unido a fecha de 22 de marzo 2021)  y se han presentado mayoritariamente en mujeres de menos de 60 años de edad en las dos semanas posteriores a la administración de la vacuna. Una posible explicación para estas reacciones adversas raras  parece encontrarse en un mecanismo que induce una respuesta inmune similar a la encontrada en algunos pacientes a tratamiento con heparina (Trombocitopenia inducida por heparinas-HIT). 

Se han solicitado nuevos estudios para ampliar información y llevar a cabo un análisis detallado analizando este riesgo y así disponer de mayor evidencia que permita tomar todas las acciones que sean necesarias.

De momento, el organismo europeo no ha confirmado la existencia de factores de riesgo por edad ni género, ya que la vacuna no se ha estado administrando a los mismos grupos poblaciones en todos los países en los que se ha autorizado su uso por lo que aún no es posible extraer conclusiones claras al respecto. 

Con este informe publicado, son los países quienes deben decidir cómo aplicar las conclusiones pudiendo tomar medidas adicionales dependiendo de la situación epidemiológica, la disponibilidad de alternativas o el riesgo de enfermedad grave por COVID-19 en cada grupo poblacional. 

En España el uso de Vaxzevria® se amplió hasta los 69 años. Inicialmente estaba aprobado hasta los 55 años y tras las conclusiones publicadas ayer, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han pactado suspender temporalmente su uso en los menores de 60 años. Es decir: la vacuna seguirá administrándose pero solo al grupo de 60 a 69 años.

En cuanto a los ciudadanos menores de 60 años que ya han recibido la primera dosis, se está estudiando, en base a la evidencia científica disponible en la actualidad la estrategia a seguir. Se manejan dos opciones: administrar la segunda dosis con otra vacuna o bien no inyectar esa segunda dosis ya que los niveles de eficacia con la primera dosis se sitúan en torno a un 70%.

Quienes hayan recibido la vacuna deben buscar atención médica inmediata ante la aparición de: dificultad para respirar, dolor en el pecho, hinchazón o dolor en una pierna, dolor abdominal persistente, dolor de cabeza muy intenso y duradero o que empeora más de 3 días después de la vacunación, visión borrosa o doble, múltiples hematomas pequeños, manchas rojizas o violáceas en la piel.

Por último, hay que recalcar que la FARMACOVIGILANCIA está funcionando de manera eficaz: se están detectando y cuantificando reacciones adversas muy poco frecuentes que permiten tomar decisiones basadas en la evidencia científica disponible en cada momento.

‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‎ ‏‏‎‏‏‎‎ ‏‏‎‎

Suscríbete a nuestra newsletter

    ¡Apúntate a Enclave de Salud!Súmate a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos de salud en tu email.